Vivir en 48m²

Con un presupuesto y espacio limitado, el arquitecto brasileño Rafael Zalc resolvió las necesidades de un espacio social y abierto en este apartamento en la ciudad de São Paulo, Brasil. 0

Diseñado a la medida –literalmente– para un joven en sus treinta, este apartamento ubicado en la capital cultural cosmopolita de Brasil, cumple con los requisitos del diseño funcional y multifacético que demandan los habitantes solteros contemporáneos.

Foto: ©Nathalie Artaxo.

En un período de seis meses, el arquitecto Rafael Zalc integró el espacio utilizando una única tipología en el piso evitando demarcar las zonas. “No se sabe dónde termina la cocina y empieza el bar, cuando el bar se convierte en la sala o el comedor en la terraza”, comenta Zalc. En las paredes, la historia se repite, pero con una pequeña alteración “La pared de ladrillos, que coge toda la extensión de la pared principal del apartamento, también marca esta integración. Hicimos esta “broma” con los ladrillos que iban disminuyendo al llegar a la terraza, debido a que no tuvimos aprobación del condominio para cambiar el acabado de las paredes, por ser alteración de fachada. Fue una solución interesante para conseguir mantener el uso del ladrillo, sin demarcar dónde comenzaría la terraza”, agrega.

Collar de la artista Eva Soban. Foto: ©Nathalie Artaxo.

Para el arquitecto, este proyecto fue una gran enseñanza sobre el manejo inteligente de los recursos. Este era el primer apartamento de su cliente y por esta razón, no había mucho presupuesto. Sin embargo, esto no fue un impedimento para que Zalc creara un proyecto rico en detalles. La estantería con nichos en la entrada recibe las visitas con objetos y plantas que mezclan colores y formas, y conecta todo el apartamento a través del juego de aparadores y bancos. Esta pieza, se vuelve tanto el mueble para los equipos de TV, como el banco de apoyo para la mesa de comedor.

Foto: ©Nathalie Artaxo.

El comedor fue diseñado por el arquitecto para recibir un mínimo de 12 personas. Su diseño diamantado deja la mesa ligera y funcional, para que de esta forma encaje en el asiento. El lavabo flota, desafiando la gravedad. Está fijado solamente en la pared lateral. Para ello, fue necesaria una estructuración metálica engastada en la pared lateral, de donde vienen todos los puntos hidráulicos. El espejo superior también parece flotar, en la misma idea, a través de la estructura de hierro negro, que forma el toallero. Entre el dormitorio y la sala, el juego de nichos que esconde la espalda del sofá y el reloj de tren demarcan donde se inicia la habitación, que se integra con el apartamento.

Foto: ©Nathalie Artaxo.

En la cabecera de madera Nogueira, se recuesta una fotografía de una puerta amarilla con un post escrito “please knock”, o traduciendo, “por favor, golpee en la puerta”, haciendo una alusión a esta habitación que no tiene puerta, por estar integrada con la sala. En la cocina, quiso huir de lo convencional, dándole movimiento y asimetría a las cavas amarillas en la carpintería, que se destacan en el fondo todo negro. La lavandería, se camufla detrás de la puerta de correr amarilla, que cuando está cerrada, parece un panel.

Foto: ©Nathalie Artaxo.

El bar, que es el centro del proyecto, tiene como punto de atención el neón, muy utilizado en bares y restaurantes a principios del siglo XX, y que hoy se utiliza en la en la decoración residencial con regularidad

Foto: ©Nathalie Artaxo.

//julianapark.info

COMPARTIR