Un matorral en el corazón de Medellín

Este es un verdadero jardín contenido en el espesor de una estructura diseñado por Alh Taller, en Medellín. Las personas disfrutan de un matorral que parece crecer del piso y da la sensación de estar en una casa en la que su exterior se extiende hacia un exuberante y pequeña selva.

0

Ubicado entre algunos de los conectores naturales y artificiales más importantes de Medellín como lo son la Calle 10 y la quebrada La Presidenta, el edificio Matorral busca mimetizarse con su contexto inmediato, haciendo que lo único visible desde su fachada principal sean las losas de concreto que actúan como contenedores de grandes jardineras, las cuales albergan especies vegetales propias del lugar y que además proveen a sus habitantes de alimentos.

A través de la mezcla consciente de materiales como hierro, concreto, ladrillo y madera entre otros, se busca que el edificio responda a los materiales propios de la zona.

En esta época de profunda crisis y climática, el verde se ha convertido en una bandera de salvación. Matorral, con su sugestivo nombre, es una propuesta arquitectónica y constructiva que se ha tomado muy en serio el tema. Las losas se convierten en un gran contenedor de más de un centenar de especies tropicales. El riego por goteo programado provee de manera racional y justa la cantidad de agua mínima y necesaria a ese pequeño ecosistema.

Estando en este verdadero jardín contenido en el espesor de la estructura, las personas pueden disfrutar del matorral que parece crecer del piso, dando la sensación de estar en una casa en la que su exterior se extiende en un exuberante jardín.

Desde fuera, este matorral ha devuelto literalmente la fachada para convertirse el mismo en ella. Matorral es un pequeño oasis en el corazón denso de la ciudad.  

//julianapark.info

COMPARTIR