Los años dorados

¿Cuál es su estilo? El sector de hospitality está en constante transformación, puesto que los hábitos de consumo cambian casi a la par con la tecnología. Ahora las opciones son múltiples, hay un mar de posibilidades. El Hotel Ibis Bogotá Museo tiene una ubicación privilegiada. Rodeado por edificios y espacios de carácter singular, como el Centro Internacional Tequendama, el parque de la Independencia, la iglesia de San Diego, el Planetario, la Plaza de Toros, las Torres del Parque y el Museo Nacional, disfruta de un entorno que ofrece una muestra inmejorable del esplendor urbano y arquitectónico de la ciudad.

0

El sector, conocido hoy como Centro Internacional, fue desarrollado durante varias décadas a partir de los años cincuenta. Esta singular condición urbana sirvió de inspiración a su diseñadora, la arquitecta Natalia Heredia, directora de la firma Interior 1, para llevar a cabo la renovación del lobby y áreas comunes del hotel. Basada en los años cincuenta, en los colores pastel y las formas geométricas que poblaban los espacios construidos en aquella época, la arquitecta aplicó un diseño dinámico y atractivo, con un carácter contemporáneo.

Los muebles principales –la recepción y el bar–, suministrados en parte por la firma colombiana Zientte, se estructuran a partir de elementos geométricos dorados, sobrios y elegantes, que sirven de contraste y a la vez de complemento al juego de colores y texturas planteado. En este punto sobresalen referencias como el sofá y las poltronas Ohio –en la recepción–, los bar stools Verona y Miami, y las sillas Testino –en la zona de bar.

El área exterior, que se extendió a partir de una pérgola acristalada y un cerramiento ligero y transparente, incorpora el entorno urbano a los espacios interiores, asimila el carácter de la ciudad y hace aún más íntima la relación entre el ambiente interior y el contexto que inspiró su diseño.

//julianapark.info

COMPARTIR