Iconos arquitectónicos: Teatro México

En el proyecto original, las paredes estaban forradas en fique para darle “un sabor auténticamente nacional“ y en el segundo nivel se encontraba el balcón de dos niveles y un grill. 0

El cine mexicano empieza a conocerse en nuestro país a comienzos de la década de los años treinta del siglo XX cuando aún no había desarrollado los temas que lo harían tan popular. Fue sin embargo una década después y en parte debido a que los Estados Unidos estaba envuelto en la que el cine mexicano inició su período dorado en el mundo hispanoparlante con artistas como Pedro Infante, o Cantinflas y con directores como Emilio Fernández “el Indio” o el español Luis Buñuel. Por esa razón, no sorprende que la firma Peliculas Mexicanas S.A. decidiera construir un teatro especializado en cine mexicanos y cuya historia se inició el 18 de junio de 1959 con la proyección de la película “Flor de Mayo“ con Pedro Armendariz y María Félix. Luego el escenario fue adquirido por la Universidad Central que ha mantenido su uso original.

Foto: ©Guia Elarqa de arquitectura.

Al teatro se accede a través de un vestíbulo abierto hacia la calle sobre el que se sitúan las puertas de ingreso al lobby. A ambos lados de este se encuentran las escaleras que conducen al balcón, los baños y al centro el ingreso al auditorio. Este último se organiza alrededor de un cuerpo central de butacas con dos circulaciones laterales que rematan en el escenario, de gran tamaño y apto para todo tipo de representaciones artísticas. En el proyecto original, las paredes estaba forradas en fique para darle “un sabor auténticamente nacional“ y en el segundo nivel se encontraba el balcón de dos niveles y un grill. Al exterior el primer cuerpo de la fachada está enchapado en piedra y sobre este se sitúa una amplia superficie ornamentada con motivos que evocan la cultura azteca y que recuerdan el origen del teatro.

Autor: Obregón y Valenzuela (diseño y construcción)

Fecha: 1958-1959 (diseño y construcción)

//julianapark.info

COMPARTIR